Perforación de Bolas (1) Introducción

Por: Sergio Avila de su sitio.  39duelas.wordpress.com    Cualesquier pregunta sobre este tema u otro relacionado con boliche, el les contestará con gusto

Estaba pensando escribir algo rápido sobre las lesiones que resultan de una perforación deficiente, empecé a escribir y me di cuenta que no podría ser un post “corto y rápido”, por la cantidad de información que este tema implica, así que pensandole un poco más decidí mejor dividirlo en 3 partes, uno que hable de la introducción (osea este), otro de tips y recomedaciones y el último de lesiones y soluciones.

Ahora, ¿cuál es el objetivo de esta serie de posts?, principalmente que la gente se dé una idea general de lo que una perforación debe de ser, beneficios de una buena llave, problemas que puede acarrear una mala llave así como cómo darnos cuenta de que la llave puede tener algún problema que nos esté causando alguna lesión y necesite ser corregido.

Escuelas

A lo largo de los años se han desarrollado diferentes metodologías o procedimientos para determinar las distancias e inclinaciones que debe de llevar los hoyos de la bola, todos más o menos con las mismas bases y buscando que el jugador encuentre comodidad y consistencia al meter a mano a los hoyos.

Algunas de estas escuelas son de la “vieja guardia” como es el caso de Bill Taylor (del que ya hemos hablado aquí), si no me equivoco, fué el primero que hizo estudios formales en el tema, estudió la anatomia de la mano y publicó procedimientos, tablas, etc.

De este libro se basan sin duda todos los demás, hay otros procedimientos más modernos como el de IBIPSIA, Mo Pinel, etc. que añaden o modifican algunos aspectos, pero creo que con el de Bill Taylor no habrá “pierde”, y se reducirá significativamente el riesgo de lesión.

La llave

Todas y cada una de estas escuelas toman en cuenta las características particulares de la mano del jugador para poder determinar las distancias y las inclinaciones que llevarán los hoyos al perforar la bola.

En la imagen se ve un ejemplo de hoja de perforación donde las líneas azules marcan las distancias entre dedos y pulgar, el cuadro verde de la izquierda marca la inclinación horizontal y vertical que llevará el pulgar, otro punto muy importante en estos días es el ovalado del pulgar y se indica en grados.

Ahora hay un punto muy importante, que no hay que perder de vista y es que estos procedimientos marcan las “bases”, lo que debería de ser una llave adecuada, de nuevo, con base en las características físicas de la mano, sin embargo mucha gente por particularidades pude incrementar o decrementar cualquiera de estas distancias o inclinaciones buscando mayor comodidad o “potencia” en el disparo, sin embargo puede llevar repercuciones a corto, mediano o largo plazo.

Recuerden la 3ra ley de Newton, “a toda acción existe una reacción de la misma magnitud pero en sentido contrario”.

¿Por qué es importante una buena llave?

Recordemos por un instante que en este deporte estamos cargando una bola de entre 6 y 16 libras disparo tras disparo, miles y miles de veces a lo largo de nuestra vida bolichistica y al cargar esta bola introduciendo nuestros dedos se producen tensiones y fricciones que pueden resultar en heridas a nivel de piel, inflamaciones en articulaciones o incluso a nivel de músculos y tendones.

Entonces un punto clave es contar con una perforación o “llave” que nos permita introducir nuestros dedos a la bola, de tal manera que nos ayude a cargarla con el mínimo esfuerzo y lograr así la repetición y fluidez de los movimientos que es muy importante en este deporte.

No importa si son novatos, intermedios o avanzados, piensen lo difícil que resultaría tratar de cargar una bola de boliche si los diámetros de los hoyos y las distancias entre ellos no son las adecuadas con respecto a nuestra mano, hoyos y distancias muy pequeñas o muy grandes signfician PROBLEMAS y darían como resultado apretar la bola, lesiones e incosistencia en cargar y tirar la bola.

En el siguiente post (de la serie) hablaré sobre “tips y recomendaciones”, cómo saber si nuestra llave está larga o corta”.

Deja un comentario